PLATERÍAS: PORTADA
Impar en su belleza y equilibrio. Magistral lección de piedra viva, obra de artistas que se pierden en la historia. Alzada sobre la monumental escalinata, pero acurrucada bajo la torre del reloj, parece querer ocultarnos su belleza. A "Fonte dos cabaliños", riente y alegre, la despierta cada día con el canto feliz de sus borbotones de agua.