SOPORTALES DE LA QUINTANA
Es hermoso y larguísimo este soportal. Se aleja sobre nosotros su artesonada techumbre y acuden a la cita las grandes y mojadas losas de su piso. La luz de Platerías y el encanto de sus "cabaliños" les atrae. Sus arcadas, de majestuosas columnas de granito, forman el más digno encuadre para contemplar la Puerta Santa y la Torre Berenguela. Desde allí, su reloj, incansable, mide con repetidas y graves campanadas el acompasado y eterno vivir de Compostela.