PLAZA DEL TORAL
Nada rompe el equilibrio de esta plaza. El gran Palacio de Bendaña, sobre él y su gran escudo nobiliario, Atlas amenaza con arrojar el globo del mundo sobre nuestras cabezas. Pasan y pasan las gentes. ¿Serán la mismas siempre? Antes sí lo éramos. Aquí se hacían los obligados paseos del día y de la noche. La lluvia y el frío no eran obstáculo para nuestra cita diaria con las rúas.