Canción de cuna

 

Duerme mi niño, que yo te canto

cierra los ojos, mi dulce amor

que las estrellas se acuestan,

de puntillas viene el sol,

y si te encuentra despierto

no dará su resplandor.

 

Junto a tu cuna Dios se ha posado

y allí a tu lado se empieza a oír

el canto de un pajarillo,

la luna vuelve a salir

y con sus hilos de plata

quiere tejer para ti

una almohadita de sueños

y ellos te van a dormir.

 

Duerme, duérmete mi niño

que tu sueño velo yo,

duerme, duérmete mi niño

duerme, duérmete mi amor.