Con temblor de silencio

 

Con temblor de silencio

y sabor de madrugada,

con flores en el pelo

y estrellas en el alma,

vengo, pasito a paso,

buscando yo tu huella

y sigo mil caminos

para encontrar tu senda.

 

¿Te has ido o permaneces

prolongando la espera,

buscando con tus ojos

los míos somnolientos?

 

Y así llega la noche

con todos mis desvelos

y yo sigo despierta

esperando que vuelvas.