Hoy escucho el corazón

 

Hoy escucho el corazón

con un latido más fuerte,

como si en eso de la suerte

influyera la razón

 

Esta mañana encontré

un largo camino abierto,

que por su destino incierto

con lágrimas lo dejé.

 

La otra noche yo soñé

que caminaba sin rumbo

recorriendo todo el mundo

cuando al final te encontré.

 

Y desde entonces camino

con la caricia del viento

y el corazón, yo lo siento,

ha llegado a su destino.